ROPA PREMAMÁ: 7 BASICOS EN ROPA DE EMBARAZADA

La ropa premamá tiene que ser siempre de moda que beneficie las nuevas curvas del cuerpo de la embarazada, una moda prenatal y cómoda, que se acondicione a la nueva fisionomía corporal de la futura mamá. En el articulo de hoy os enseño 7 prendas fundamentales en la ropa premamá.

Llega un momento, entre el tercer y cuarto mes de embarazo aproximadamente, aunque, claramente en cada mujer es diferente, en que la ropa común comienza a apretar y se hace imprescindible recurrir a la ropa premamá: vestidos, pantalones, blusas, lencería, etc., ya que se tiene que adaptar a los cambios fisionómicos actuales y futuros que prende el embarazo.

Tenido en cuenta que la ropa premamá, por definición, está designada a ser utilizada durante unos pocos meses, no es obligatorio renovar el armario al completo ni tampoco gastar mucho dinero. Se trata de comprar ropa premamá a precios asequibles y de calidad y que sea fácilmente combinable entre sí y que pueda valer tanto para i a hacer las compras caseras como para salir una noche a cenar simplemente modificando los complementos y accesorios.

 

SIETE BÁSICOS EN ROPA PREMAMÁ

  • PANTALONES VAQUEROS PREMAMÁ

En todo armario donde exista ropa de embarazada, no tienen que faltar varios jeans o pantalones vaqueros premamá. Se diferencian prácticamente de unos pantalones vaqueros habituales en que poseen una banda ancha muy envolvente y en que hay una cintura ajustable en el interior formada por elásticos y botones para conseguir adaptarlos a la mujer embarazada.

Al igual que los jeans de embarazada poseen un patronaje diferente, lo mismo sucede con cualquier topa de pantalón prenatal ya sean de pana, de tela o de paño.

  • CAMISETAS

Viene siempre muy bien tener distintas camisetas durante el embarazo. Esta prenda prenatal se adapta según el embarazo va evolucionando y aparte, al tratarse de un básico, sirve para diferentes ocasiones en función de los complementos que se lleven con ella.

  • VESTIDOS BÁSICOS

Un vestido básico cómodo y espacioso que, lo mismo que las camisetas, se pueda usar en diferentes ocasiones. Un vestido negro de embarazada resulta ideal para cualquier ocasión en la que haya que ir un poco más arreglada. Si estamos en invierno y, tenemos que ir más formales, un vestido con unos zapatos de salón, será la mejor combinación. Y si estamos en verano, también tenemos que buscar vestidos que podamos usar con sandalias de tacón o planas, según su preferencia.

  • CAMISONES Y PIJAMAS

Una embarazada ha de estar cómoda, y más si está en casa. Adquirir camisones y pijamas premamá cómodos y de calidad es siempre una inversión infalible. Hoy en día, podemos encontrar en el mercado ropa de embarazada para dormir que no solo se adapta a todas las fases del embarazo sino a la posterior lactancia con camisetas de apertura superior que permiten amamantar.

Una web dedicada a mostrarte los tipos de moda que más se adaptan a ti